El club del

libro

DESCUBRÍ

NUEVAS LECTURAS

Y RECIBILAS EN TU CASA

TE PRESENTAMOS LA

SELECCIÓN

JULIO

NOVELA

ERA TAN OSCURO EL MONTE

de Natalia Rodríguez Simón

MARDULCE | 160 páginas | Año 2019

Era tan oscuro el monte impresiona por su escritura: frases que van hilando la narración como puñales, pero a la vez como seda. Brutal y suave. No muchas veces se logra esa cima en una primera novela. Historia de una pareja de inmigrantes y de muchas preguntas: qué los llevó a irse de su país, por qué echaron raíces en este otro, qué encontraron cuando llegaron, qué los llevó a dar cada paso en el nuevo destino, a tomar cada decisión o a lidiar con las que les fueron impuestas. 

Historia también de malos entendidos, de palabras truncas, de silencios, de contradicciones. El clima es el de la antesala de un abismo ante el que la novela se detiene un paso antes, justo en el borde. Vemos la tragedia inminente, pero nunca caemos en ella.

Natalia-Rodriguez-Simon.jpg

NATALIA

RODRÍGUEZ

SIMÓN

Foto: Revista Amalgama

Nació en Quilmes, Buenos Aires, en 1984, pero se crió en Wilde.

Publicó la nouvelle La vi mutar (editorial Wu Wei, 2013), relato que oscila entre lo fantástico y lo onírico, narrado desde la perspectiva de un niño que es testigo de las mutaciones de las mujeres en el pueblo de Los Álamos; y diversos relatos en revistas literarias y antologías. Era tan oscuro el monte es su primera novela.

INICIO
 

Ahora le da la sombra, y es un alivio. El primer sol le lastimaba los ojos y no la dejaba ver las moscas, se le posaba en la vista y le hacía espejo. Piensa en pararse para espantarlas, que no quedan bien, molestan y tienen olor a mugre, y a la clientela no le gusta. Piensa en pararse pero no puede. Sí puede, no quiere. No quiere porque le duele. No tanto la boca rota, que ya dejó de sangrar, ni las costillas, ni el pómulo que se hizo monte en la cara. Le duele otra cosa, algo que no se toca y no sabe qué, pero no se toca. No puede tocarse aunque quiera. No conoce la palabra para decirlo. Le gustaría decirla en inglés, pero para eso tendría que haber ido a la escuela como la Azucena, que una tarde, mientras jugaban en su patio, le dijo una palabra que ella no entendió, se la dijo mientras apuntaba con el índice, se la dijo feo, y era inglés, seguro que era una palabra en inglés que no se toca, como eso que está doliéndole.

La wawa sigue llorando a grito pelado, pero no es eso lo que le duele. Debe ser hora de mamar; lo siente en el brote de los pezones, en el jugo espeso que le hace cosquillas debajo de la blusa. ¿O será sangre? Pero la sangre no sale de ahí, qué zonza.

Era-tan-oscuro-el-monte.png

Reseña por Nicolás Scheines
Revista Otra Parte

Es, entre otras cosas, una novela de contrastes. Estas contraposiciones se pueden rastrear en un plano sociológico, oponiendo el mundo de los hombres y el de las mujeres o el de los inmigrantes y los locales.

Leer

Entrevista a Natalia Rodríguez Simón
Mardulce radio / Youtube

Beatriz Sarlo dijo que tu novela es de una violencia hiperbólica, sintáctica y representativa.

Escuchar

Entrevista por Luciano Lamberti
Eterna Cadencia

Me interesaba trabajar la urgencia que tenían los personajes con sus relaciones interpersonales, con su vida, con sus hijos, con la gente que los rodeaba en un contexto de violencia y de venganza.

Leer

Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...

SELECCIÓN JULIO 2020
 

COMPRALO ONLINE Y RECIBILO EN TU CASA

SI SOS SOCIOS, RECIBIRÁS UN REGALO SORPRESA
 

VISITÁ NUESTRA

LIBRERÍA ONLINE

HACETE SOCIO
Y RECIBÍ BENEFICIOS EXCLUSIVOS

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo

©2018 by El club del libro | Una idea de Lucas Vesciunas